Barentsburg, recuerdos de la Unión Soviética

18-Julio-2011
En Svalbard no hay muchos lugares habitados: uno de ellos es Barentsburg, cerca de la capital Longyearbean. Nació como un asentamiento minero de los holandeses, que vendieron a la Unión Soviética en 1932, y que fue creciendo hasta que fue bombardeado por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra siguió creciendo y alcanzó su máxima producción de carbón en 1970-80, con unos 2.000 habitantes.

Pero el colapso de la Unión Soviética ha producido una cierta decadencia y la actividad minera se ha reducido considerablemente, por los accidentes y el poco rendimiento económico.
Actualmente viven unas 400 personas en este apartado lugar del Ártico.
En este lugar abundan los símbolos soviéticos: algunos hacen referencia a historias y personajes relativos a las exploraciones árticas.

En el bar hay un cuadro que representa la lucha del hombre en este entorno tan hostil:

En la fachada de la escuela -un edificio enorme para apenas 30 niños- estaban pintando unos bonitos dibujos:

Pero la impresión general es de un lugar decadente, con numerosos edificios abandonados donde hacen sus nidos las gaviotas:

Y recuerdos tecnológicos del siglo XX:

La visita a este enclave tan particular la realizamos a las 11:00pm, pero a esta latitud el sol luce las 24 horas del día y hay suficiente luz por la «noche» para hacer fotografías como estas.

Esta entrada fue publicada en Svalbard. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *