El Valle del Francés

13-Abril-2011
Todos nos habían dicho que el Valle del Francés era magnífico, así que reservmos un día entero para verlo. Nos levantamos muy temprano y observamos que lo que podíamos ver de las montañas estaba nevado.

Nos dirigimos al valle por un camino tan difícil como el del día anterior. En algunos tramos el camino se había convertido en un torrente, y habían puesto unas tablas para poderlo cruzar; en otros tramos nos veíamos sumergidos en un bosque húmedo y frondoso, a través de una vereda muy estrecha.

Estaba nublado, y solo veíamos un poco de la parte baja de las montañas, espolvoreadas con un poco de nieve. De vez en cuando las nubes se apartaban y nos dejaban contemplar unas pinceladas de los grandes picos que nos rodeaban:



Llegamos al campamento Italiano sin problemas, pero se nos hizo muy tarde y no pudimos llegar más que a mitad de camino del campamento Británico. Justo cuando nos íbamos a dar la vuelta se retiraron las nubes, dejó de nevar y pudimos ver algo del magnífico paisaje de este lugar. En un día despejado debe ser un espectáculo impresionante.

Al llegar de nuevo al refugio el cielo estaba despejado y nos dimos cuenta del bonito entorno en el que se situaba este alojamiento.


Esta entrada fue publicada en Patagonia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *