El Chaltén y las excursiones

21-Abril-2011
El Chaltén es un pequeño pueblo creado hace pocos años, desde donde se pueden realizar muchas excursiones hacia los grandiosos paisajes dominados por el Fitz Roy y el Cerro Torre en el Parque Nacional de los Glaciares.

Desde aquí, alojados en una confortable cabaña de madera, nos dedicamos a realizar excursiones por los caminos bien señalizados que recorren toda la zona.
Uno de los senderos más populares es el que lleva a la Laguna Torre.
Al llegar a la laguna se puede ver el imponente Fitz Roy, aunque no tuvimos suerte con el tiempo y no lo pudimos ver.
Al menos aprovechamos para tomar el almuerzo disfrutando de un paisaje de altura, y muy frío. Lo que si pudimos ver, y muy cerca, fue a un ave rapaz que merodeaba entre los excursionistas buscando algo de alimento:
Una de las cosas que más nos gustó fueron los bosques de lengas, con árboles grandes partidos por todo el bosque. Parecía como si un gigante hubiera caminado por el bosque, partiendo los árboles como si fueran finas ramitas.
No sabemos por qué había tantos árboles partidos: quizá fuera el viento, que suele soplar con mucha fuerza; pudiera ser la nieve, que se acumula en los árboles hasta partirlos; o quizá los pájaros carpinteros, que provocan graves daños en los árboles buscando alimento. Aunque lo más probable es que sea una combinación de todo ello.
Tuvimos suerte y pudimos ver los grandes carpinteros magallánicos buscando alimento, importándoles poco nuestra presencia. Siempre los vimos en grupo, quizá una familia, de 2 o 3 individuos.
Entre el macho y la hembra hay una diferencia considerable en el plumaje:

Era muy difícil fotografiarlos pues había poca luz y no dejaban de moverse. Especialmente difícil fue que la cabeza saliera bien, porque la movían a gran velocidad para horadar los troncos. Se movían con gran rapidez, llegando a ponerse a pocos metros de nosotros, y teníamos que ser muy rápidos en el enfoque y disparo para obtener una imagen aceptable.
Aunque el tiempo no fue muy bueno pudimos observar paisajes muy interesantes, con glaciares de un color azul intenso con los picos entre la niebla:
Uno de los objetivos del viaje era ver los rayos del sol del amanecer sobre el Cerro Torre y el Fitz Roy, pero solo pudimos verlo parcialmente un día, porque siempre amanecía nublado.
El otro objetivo era ver los colores del Otoño, que suelen ser espectaculares en esta zona, sobre todo con el contraste de la nieve en las cumbres.
Tuvimos muchas oportunidades de ver esos intensos colores, sobre todo por el valle que lleva al Lago del Desierto.

También pudimos disfrutar de impresionantes cascadas:
Y de los habitantes más pequeños del bosque:
Casi hemos cumplido nuestros objetivos en estos días en El Chalten. Mañana es nuestro último día aquí; espero que el tiempo se porte bien con nosotros.
Esta entrada fue publicada en Patagonia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *